De los 30 segundos a los 140 caracteres, una reflexión


 

Foto: bola8.erestlax.com

Twitter es gratis e ilimitado nos tienta a pasar largas horas en el microblogging, debido a esto tú puedes ser tan víctima como las marcas que abusan de ellos.

Antes de estudiar publicidad imaginaba lo difícil que sería contar algo en 30 segundos, ya que claramente parece muy poco tiempo para convencer.

Han pasado ya cuatro años y me he dado cuenta que en la vida real ni siquiera tengo esos treinta segundos. Que sucede entonces, cuando aparece Twitter y  presenta una oferta de 140 caracteres por mensaje las 24 horas y gratis.

Lo aceptas porque es gratis, no tiene reglas y además puedes filtrar a quien hablarle y a quien no. Entonces emocionado empiezas a disparar mensajes  y hacer uso de ese concepto de “ilimitado” que tanto nos gusta en todos los ámbitos.

Reconozcámoslo, el gratis e ilimitado nos provoca y podemos ser tan víctimas como las marcas que abusan de ellos.

Imagínate que conoces a alguien que te gusta mucho y tienes plan controlado, las llamadas serán pocas y cortas pero relevantes, no abusaras de los sms y pensaras muy bien que decir, al contrario de lo que sucedería con una cuenta ilimitada donde podrías derrochar llamadas transformándote en una persona demasiado saturante.

El mensaje de esto es simple aunque no tan sencillo de aplicar.

Hay que controlar la libertad, manejar la ansiedad y evitar cometer errores que Google nos recordara por siempre.

Está bien, se que es  difícil pasar de un plan de treinta segundos a uno ilimitado sin marearse pero uno no quita lo otro y creo convencido que el rol de los 30 segundos debiera ser siempre  dejar con gusto a poco y el de los 140 caracteres encargarse de dejar satisfecho pero nunca empachado.

Revisa también:

2011 El año de las Redes Sociales

La Nasa causa furor en las redes sociales

Joven es detenido por publicar información sobre el servicio militar en Egipto