Lo que haces en Pandora también repercute fuera de ella


¿Vives en dos dimensiones paralelas?, no olvides que aunque quieras llevar estas dimensiones de forma independiente, esto no siempre será posible y puede que te traiga más de un dolor de cabeza.

La película Avatar tiene mucho que ver con lo que vivimos diariamente en Internet, saltando de una dimensión a otra todo el día.

Cuando actuamos en una de estas dimensiones  la otra recibe las consecuencias, las que a veces suelen ser muy graves.  En otras ocasiones quedamos enamorados de una dimensión y nos cuesta volver a la otra, esto se puede ver reflejado en lo adictivos que resultan los videojuegos o las redes sociales.

En 2010 el terremoto (Off ) provocó un sinfín de usuarios en Twitter (On) los que utilizaron el microblogging para buscar a sus familiares y amigos perdidos en la tragedia.Posteriormente durante el año fuimos testigos de polémicos twitts (On) que generaron consecuencias en el mundo (Off) como la polémica que se armó con la  Hidroeléctrica en Barrancones, por nombrar alguno de ellos.

Pero que sucede cuando esta libertad de twittear, subir videos y comentar lo que sea  nos pasa la cuenta para mal.

Muchos han perdido su trabajo, se han creado mala fama y han denigrado su reputación bidimensional.

Hay que entender que cuando estás  twittiando en Pandora eso se ve también desde el mundo analógico, siendo este último el lugar dónde finalmente tendrás que pagar lo que haces ya sea en On o en Off.

Revisa también:

Facebook y Twitter crean una adicción similar a la del cigarrillo

Bullying Branding: Ama a tus clientes en on y en off