De atacar a conversar, el target se convierte en audiencia


Cuando hablamos del concepto de target, nos referimos netamente a un objetivo al cual queremos atacar. Bajo esta premisa es necesario destacar, que en el minuto en que tienes un target definido sería un suicido pensar en simplemente “disparar” mensajes.

Debido a esto, el concepto queda obsoleto  lo que hace de suma urgencia evolucionar desde el target hacia la audiencia, porque aunque parezca un detalle semántico, no lo es.

Las marcas hoy tienen audiencias, que hablan entre si por diferentes medios y es aquí cuando la marca debe entender su rol dentro del entorno digital, comprendiendo que es en Internet donde se mueven las conversaciones más relevantes con respecto a su marca y más aún es el lugar donde se viralizan comentarios para bien o para mal que pueden dejar tu marca por los cielos o dejarla en un catastrófico estado de crisis.

Cuando una marca decide entrar en Twitter, debe hacerlo entendiendo este concepto, porque muchas veces se comete el error de ver la plataforma como un medio para invadir con mensajes irrelevantes o con spam.

Si estoy siguiendo una marca en Twitter es porque espero algo especifico de ésta, como información de liquidaciones o actualización de productos por ejemplo. Lo importantes es saber que espera el usuario, para no estar entregándole un mensaje erróneo que finalmente perjudicara la relación marca-cliente.

Si en algún caso quisiéramos atacar a las audiencias, ellas se defenderán y  no lo hacen por separado. Aparecerán uno o más  líderes que motivarán al resto a destruir a este invasor, que lo único que hace es saturar los medios de “Irrelevancia”.

En conclusión si las marcas siguen tratando a su público como target, serán ellas mismas las que finalmente se conviertan en el objetivo de los usuarios, y como se ha visto en varias ocasiones, las audiencias no dudarán en atacar.

Revisa también

Bullying Branding: Ama a tus clientes en on y en off