En defensa del Community Manager


Por Rafa Osuna

Últimamente, al menos en el círculo en el que yo me muevo, parece que el centro de todos los chistes han pasado a ser los community managers. Antes se hacía chistes de Lepe o de rubias y ahora le ha tocado a los CM (o “Come Marrones”, como les llama alguno).

Y es que, en nuestro afán por quemar tendencias rápidamente, subimos a un altar a la figura del community manager para, seguidamente, arrastrarla por el barro.

No, señores, no. Ni una cosa ni otra. Ni los community managers son los salvadores de las empresas, los que van a hacer que éstas salgan de la crisis, ni tampoco son una panda de oportunistas que se pasan el tiempo de risas por Twitter.

Los community managers son necesarios en las empresas, al igual que lo son los responsables de producto o de Recursos Humanos. Como cualquier perfil, puede cubrirse con personal propio o externo. Habrá una estructura de Social Media en la empresa con uno o varios trabajadores o se integrará en otros departamentos ya existentes.

Y ya está. No son dioses. No tienen el mismo poder que el CEO. Y, sobre todo, no son los sustitutos de los responsables de Marketing y Comunicación. Pero son necesarios.

Ahora, todo el mundo dice ser community manager. Aunque sea “el community manager de su propio blog” o “el community manager de su marca personal”. Y no me parece mal. Todo el mundo debería preocuparse de la gestión de su imagen en medios sociales. No obstante, al igual que llevar las cuentas de tu hogar te puede convertir en el CFO de tu familia pero no sería sincero que pongas en tu tarjeta de visita que eres CFO, el ser community manager de tu propia persona no debería confundirse con ser profesional del community management. Son estas situaciones las que desembocan en que la figura del CM termine siendo el objeto de las burlas del personal. Y de aquí a pensar que es una figura “de moda” y que no sirve para nada, hay un paso.

Por eso, desde aquí quiero defender a la figura del community manager dejando claro que me parece fundamental en las empresas.

A propósito, se encuentran dos community managers y uno le dice al otro: “¿tú exactamente qué haces?”

Fuente: El Ultimo Blog

Revisa también

10 cosas que un Community Manager no debe hacer después de haber metido la pata on