Chicas geeks: ricas e inteligentes


Hace tiempo tenía guardado esta nota de La Nación, la encontré bien interesante por lo que decidí rescatarla.

Al igual que en muchas áreas, las nuevas tecnologías también están bombardeadas por ambiente masculino, pero aun así, existe un grupo de mujeres jóvenes que han sido capaces de posicionarse igual, o más que sus pares hombres.

Es casi parte del pensamiento colectivo asociar tecnología, como las tuercas, a los hombres. Con poderosos líderes como Steve Jobs (Apple) y Bill Gates (Microsoft), el estigma del poder geek (amantes de la informática) reforzó la asociación con ellos. Pero junto con la llegada de la web 2.0 en los primeros años del siglo XXI, ahora las redes sociales han potenciado la imagen de la mujeres con las nuevas tecnologías, dominando cada vez más una rama de esta área a través de exitosos blogs y empresas de comunicación que necesitan de sus femeninas asesorías. Ejemplos de éxitos hay varios, aquí les contamos algunas de sus historias.

PERIODISTA CONECTADA

América Rodríguez (25 años, foto principal) es periodista de la revista Capital y administradora del sitio capital.cl. Durante sus años de universitaria, conceptos como “redes sociales” e hiperconectividad no eran parte de su educación. Pero ya al final de la carrera se incorporó un poco la materia, aunque no fue sino hasta su llegada a la revista Capital que el contacto con las nuevas tecnologías fue completo. “Hace cinco años no existía todo este perfil. En 2005, la web no era tema. Aún así, siento que estoy en una generación intermedia entre los que saben mucho y los que no saben nada”, comenta.

Rodríguez opina que los medios masivos recién se están tomando en serio la web y le sorprende lo mucho que se demoró el proceso: “Siento que la gente miró a huevo las redes sociales. Ahora son estas personas las desesperadas por subirse al carro de la web 2.0. Recién identificaron que estos cambios son vitales en su empresa. La web puede ser un buen negocio, de hecho, es un buen nicho, pero en Chile no le sacan provecho”, asegura la periodista.

Para ir a trabajar, América debió cambiar su estilo. La formalidad es parte fundamental a la hora de ser parte de la revista. “Debido a que trabajo en oficina, compro mucho en Zara. Allí encuentro siempre ropa más formal. Además, en esa misma línea, estoy comprando harta ropa de la marca Opposite, que es bastante barata y linda”.

Lo que sí, ella no ha transado en dejar de comprar ropa de segunda mano: “Creo que jamás dejaré la ropa usada. Mi mamá me enseñó algo de costura, así es que muchas veces hago mi propia ropa, especialmente vestidos y faldas”, comenta Rodríguez.

El sushi es algo infaltable en el menú de América. “Tengo dos restaurantes favoritos: Sushi Otai, en la Plaza Ñuñoa, y el Sushi Planet (antes se llamaba Rolls Bar), en Guardia Vieja (Providencia), un lugar muy piola y rico”.

ESTILOSA Y MEXICANA

Susana Medina (Susy, 22) es una joven estudiante de comunicación de la Universidad Iberoamericana, en México DF. Desde febrero de este año trabaja en la web formalmente, pero su experiencia digital nació junto con su blog “La caja de música”.

“Según mi experiencia, lo más importante es el contenido y tener un blog actualizado, bien redactado y con un toque personal. Pero en el blog para el que escribo, Matuk.com, es donde muestro mi faceta más formal”, explica.

Facebook ha desencantado con el tiempo a Susy. Prefiere la simplicidad de Twitter. “Facebook me ha dejado de gustar porque parece spam (correos no deseados) y la verdad es que me importa poco ver las fotos de la fiesta de cumpleaños de mi prima o del tipo que va conmigo a clases de redacción o ética. En cambio, Twitter me llama mucho más la atención. Desde que trabajo en Matuk.com, mis seguidores han crecido mucho y eso me gusta. También me agrada leer lo que la gente escribe, sobre todo cuando está pasando algo simultáneamente en los medios, como la final del Mundial de fútbol o la muerte de Michael Jackson. Creo que ahí es cuando sale lo más espontáneo y auténtico de la gente”, enfatiza.

La estética de Susana Medina es inigualable. Desde extravagantes zapatillas hasta vestidos muy femeninos son parte de su clóset: “Me gusta comprar en Zara y Pull & Bear. Tengo muchos vestidos de fiesta y en general uso la ropa ochentera de mi mamá. También busco cosas viejas que sean bonitas o cosas feas que, en conjunto, puedan lograr que se vean bien. Lo tomo como un reto”, asegura Medina.

La pizza es el amor culinario de Susy. “En México recomiendo Pizzicoto, que está en el Desierto de los Leones, La Posta en Coyoacán y el Barrio Sur en Altavista”, agrega.

ARGENTINA 2.0

Constanza Preti (27) es una chica geek símbolo de Argentina. Hace 10 años fundó butanoblog.com, un blog dedicado a su vida y todo lo que ella creía interesante. Lo sorprendente, comenta Constanza, es que cuando nació el proyecto nunca creyó que le pagarían por publicar en él. “Es como mi hijo, ya tiene dos años. Si quiero hablar de política, de mi gato o si quiero hablar de chicos, lo hago. El hilo conductor del blog es sólo mi vida. La diferencia entre los blogs de otras marcas y el mío es que yo me quedé hablando de mí misma. Siempre tuve mucha curiosidad con todo lo que es internet y todo lo que sale termino probándolo”, afirma Preti.

Al igual que muchas de sus pares, ella era de esas jóvenes que se la pasaba muchas horas conectada a su computador, incluso mucho antes la llegada de la banda ancha a su país: “Yo empecé a usar internet cuando era adolescente. Estaba más de ocho horas diarias conectada al chat ICQ. Tuve mi primer dominio en geocities. Tenía muchos íconos de gatitos que se movían, además de otros gifts animados”, recuerda sobre sus inicios la famosa Petri.

Así las cosas, la integración de Constanza a Twitter era inevitable: “Entré a Twitter en mayo de 2007. Para mí, este servicio se volvió una adicción. Desde el momento que me compré mi primer teléfono de internet perdí toda mi vida social”.

Preti cree que los cambios serán cada vez más rápidos y menos inesperados, por lo mismo, buscar una profesionalización en las nuevas tecnología es una necesidad. Este mes partirá a Estados Unidos para realizar un master en Periodismo y nuevas comunicaciones. “Me voy a Nueva York a realizar un master en Columbia. En total, estuve un año en proceso de selección, con mil ensayos y muchos exámenes de inglés para poder hacer este viaje”.

Constanza no sólo ha vivido en Argentina, también lo ha hecho en Colombia y Brasil. Gracias a sus cambios de residencia, se convenció de que sin Facebook no podía estar en contacto con todos sus seres queridos. “Cuando tenía cuatro años me fui a Colombia y luego a Brasil y encontré en internet la solución a todos mis problemas. A pesar de que durante mucho tiempo me negué a usar Facebook, porque era como jugar al gran hermano porque todos ven tu vida, tus fotos, al final acepté y me sumé a la plataforma. Lo que sí, yo no agrego gente que no conozco en persona, porque en mi cuenta de Facebook tengo fotos de mis papás, de vacaciones y de gente amiga.

Con toda la experiencia acumulada por Constanza en estos años, su presencia en la web le ha traído no sólo más lectores cada día, sino también invitaciones al extranjero para ser parte de charlas de orientación y tratamiento de blogs en Latinoamérica. “Muchas veces me han invitado afuera, pero no me daban las fechas por trabajo. Recibí invitaciones para recorrer Argentina, Colombia, Nueva York, inclusive Chile, país desde donde jamás pensé que recibiría una invitación para hablar sobre mi trabajo”, recalca.

Además de ser una web star 2.0, Constanza también es adicta a los zapatos. Asume que tiene más de 200 pares y que no siente remordimientos al comprarlos. “Yo creo que llegué a un punto compulsivo. Desde zapatillas súper casuales, hasta tacos de 15 centímetros que sé que nunca usaré. Tengo varias facetas, hay días que me gusta estar relajada. Voy mutando según mi humor. Se dan cuenta de mi ánimo en cómo estoy vestida. En mejor ánimo, más me produzco. No tengo un estilo fijo, pero siempre me visto con muchos colores”, comenta Preti.

Para ella, la comida es un lujo necesario: “Yo no sé cocinar nada. Vivo en el McDonald’s, aunque creo que debo cambiarlo o moriré. Creo que salir a comer afuera es el mejor plan de la historia”, afirma.

MARKETING WEB

Carolina Millán (26) es ingeniera comercial y hace más de una década que es usuaria activa de la web. “La primera vez que me conecté a internet fue en 1996 y desde entonces que no me desconecto. Pero en 2008 comencé a verle el lado profesional”, cuenta. Al igual que muchos de su generación, se sumó a las nuevas tecnologías con un solo fin: buscar pareja. En su caso, la experiencia resultó desastrosa, pero se dio cuenta de que la web tenía muchas más utilidades que debían ser exploradas. Ya en 2008, Carolina profesionalizó su experiencia. Todo comenzó hace dos años, cuando trabajó en recursos humanos para una empresa en Valparaíso, donde se hizo cargo de las promociones multimarketing y reclutando gente. “En esa misma área “conocí el marketing 2.0. A través de internet, me acerqué a personas que manejaban el concepto y me guié por varias de ellas que hablaban de Twitter y de cómo eso generaba ganancias. En eso entonces, reconocí en internet un mercado potente”, explica Carolina.

El año pasado fue invitada a una espacio en el área online, de TVN, donde se le reconoció el mérito de ser la usuaria con más seguidores en Twitter. Además, su blog también marca tendencia a través de los tips que ella entrega para orientar la experiencia de usuarios en fenómenos nuevos como Empire Avenue, una nueva red social de entretención que genera actividad entre los usuarios a través de la compra de acciones online.

En su faceta menos computín, Carolina se reconoce como una mujer de pocas prendas, pero buenas. “No soy de las personas que compra ropa en grandes tiendas, es más, trato siempre de comprar lo más exclusivo. Otro de los detalles es mi adicción por coleccionar ropa de mi banda favorita, MUSE. Tengo desde poleras, hasta cinturones”, dice.

DETALLISTA DIGITAL

Katherine Gallardo (22) cursa hoy quinto año de Periodismo en la Universidad Diego Portales, pero desde tercer año que trabaja en distintos medios como colaboradora en el área de los temas digitales. El primer proyecto que sumó a su currículum fue Ctrl Z, un diario de papel que se distribuía en las universidades y que estaba dirigido a un público joven. Hizo entrevistas, reportajes y por supuesto notas de tecnología. “En Ctrl Z tenía un proyecto y postulé. Se cambiaban los colaboradores cada tres meses, pero yo me quedé como parte del equipo. Después de los 11 meses, el proyecto perdió fuerza y ya no pagaban por colaboración”, recuerda Gallardo.

Además de trabajar en Ctrl Z, también lo hizo en un diario de niños en riesgo social e hizo su práctica en el Mercurio.com. Hoy es la flamante community manager del diario online El Mostrador, donde trabaja en el área digital y sin horario: “Me siento completamente identificada con la pega porque siempre estoy conectada, cualidad que calza perfecto con este trabajo. Cuando eres community manager no tienes horarios. Puedo llegar a subir un video a las 12 de la noche, como también a las ocho de la mañana. Lo práctico es que no necesitan que esté siempre en el diario porque puedo trabajar desde la casa. Lo que más me ha sorprendido de este trabajo es la interacción que se genera con la gente. Todos quieren ser escuchados”, afirma Katherine.

Ella también reconoce en el ambiente de community manager una prominencia de hombres como parte de los staff de muchas empresas y, por lo mismo, cree que inconscientemente potencia su lado femenino: “Necesito equilibrar. Yo sé que estoy metida en una ambiente que es súper masculino. De hecho, tiendo a mantener esa diferencia. Puedo pasar mucho tiempo trabajando, pero jamás me voy a peinar menos porque estoy frente al PC”, enfatiza.

Katherine confiesa que en cuanto a gustos, los nerds siguen siendo su prototipo ideal de pareja: “Es muy cómodo compartir gustos. Mi pareja trabaja en Paniko.cl y generar contenido web nos une. Al final, la mayor parte del tiempo hablamos el mismo idioma”, comenta.

En cuanto a su experiencia en Twitter, Gallardo se sumó a la red social a mediados de 2008. Y no sólo es una integrante más, también ha recopilado anécdotas de todo tipo: ”Una vez alguien me agregó y me dijo ‘quiero conocerte más’. Obvio que me dio miedo. Si quieres conocer a una persona, no le preguntes, sólo comunícate. En internet todo se puede hacer”, reflexiona.

La estética de Katherine es parte de su personalidad. Es pequeña de estatura y muy meticulosa a la hora de escoger un accesorio. “No compro en algún lugar especial, pero me gusta revisar las cuentas de diseñadores en Flickr -web de almacenamiento masivo de fotografías-. Por lo general, miro las páginas web para inspirarme. Voy al mall, pero prefiero las tiendas en internet, como fredflare.com, un portal muy femenino. Los accesorios también los busco en Flickr. Otra de mis debilidades es la calle Bandera, por la ropa usada, pero a mi mamá le carga y como aún vivo bajo su techo, su opinión cuenta”, precisa.

Fuente: La Nación