@Twitsessions: la nueva vitrina digital de los artistas emergentes chilenos


 

La iniciativa comenzó hace tres meses y ha alcanzado 3.500 visitas en una transmisión.

Durante los últimos años, internet ha sido visto por muchos como el enemigo de la música, por la descarga gratuita de canciones. Pero la industria tuvo que aprender rápidamente a adaptarse al nuevo ritmo del mundo.

Los discos se convirtieron en descargas en MP3, los canales de videos fueron reemplazados por YouTube y ahora hasta los recitales tienen su versión digital.

En Chile, una iniciativa creada por Cristián Lucero, estudiante de Ingeniería Civil Electrónica de la U. Federico Santa María, es la que lidera este cambio. Se trata de Twitsessions, un sistema que busca difundir a través de internet la experiencia de un concierto íntimo en vivo.

Público virtual

La idea de Twitsessions.com es diferenciarse de otras transmisiones en vivo de recitales, como las que hace YouTube, integrando el uso de redes sociales que permiten interactuar con el público.

Todo partió el 27 de junio con la presentación de Rocío Peña, la otra mitad que fundó este proyecto. La promoción se hizo principalmente por Twitter, donde las twitcams -transmisiones de programas caseros por internet- ya eran conocidas. Pero ellos ofrecían algo nuevo: las Twitsessions, a pesar de su formato artesanal, se diferencia del resto de las transmisiones virtuales en que son producidas con equipos que aseguran la calidad tanto del audio como del video.

“El público lo nota y lo comenta, la calidad de audio es incomparable con cualquier Twitcam y la de video también”, dice Cristián.

El modo de operar es sencillo. En la página web http://www.twitsessions.com se realiza -por lo general los domingos- una presentación agendada de antemano, la que puede ser vista en el mismo sitio. Los usuarios pueden simplemente ver el show o bien usar sus cuentas de Twitter para ingresar e interactuar con el artista entre cada canción.

No utilizan un escenario fijo, lo cual les permite llevar la experiencia no sólo a varios visitantes en la red, sino que también hacer tocatas desde varios lugares de Chile. “En tres meses hemos transmitido desde cuatro lugares diferentes, incluida una sesión en Concepción”, explica Lucero.

Para él, la clave de este sistema es la interacción que se genera con los visitantes. “Si bien depende de qué tan apegados estén con la tecnología, la gente agradece la posibilidad de enviar mensajes o pedir canciones. Muchos conciertos por streaming no son diferentes a ver un video por YouTube”.

El interés ha ido creciendo, aunque depende casi siempre del artista que esté. La primera vez se llegó a un peak de mil visitas con la presentación de Rocío Peña, mientras que la última hecha con Hoppo -nuevo proyecto del vocalista de Café Tacuba– superó las 3.500.

Ahora los desafíos del sitio están en ampliar la cartelera y el tipo de shows para mostrar: su próxima meta será transmitir “Rock Carnaza”, un festival de tres días donde se mostrarán 30 artistas. A eso suman futuras presentaciones de artistas ya conocidos como Joe Vasconcellos, Chinoy y Anita Tijoux.

Aplausos escritos

Valeria Luna es vocalista del grupo Lomofilia,una de las primeras bandas que se han presentado en las nuevas sesiones que se han hecho hasta ahora.

Para ella, este es un paso natural en el mercado de la música, sobre todo con artistas emergentes. “Internet, para algunos, comenzó como un enemigo de los músicos, pero hay que adaptarse a los tiempos y asumir que no es un ente negativo, sino una herramienta para llegar a más gente”, afirma.

Su experiencia con la plataforma fue particular. “Al principio era extraño ver cámaras en vez de caras, pero nos acostumbramos. Es mucho más relajado que un concierto”, dice. A ella su actuación le sirvió para darse a conocer a más personas, incluyendo a muchos de sus seguidores de Twitter que no sabían que tenía una banda. Esa es precisamente la proyección que Cristián Lucero quiere darle al sitio. “Este es un nuevo formato de escenario y en el fondo estamos ayudando a que los artistas lleguen a un nuevo público”. De hecho, la página ya ha recibido visitas desde lugares como Argentina, Alemania, México e Irak.

“Obviamente es también un agrado para nosotros, porque esa es una de nuestras principales motivaciones: posicionar a la música chilena en el lugar que se merece”, dice Lucero.

Así lo ve la propia Valeria: “Internet ya es una cosa del día a día para la mayoría de los mortales. ¿Por qué no lo puede ser para los músicos?”.

Fuente: La Tercera  por Axel Christiansen Z.